Archivo de la categoría: ORDENACION EPISCOPAL

Ordenación Episcopal Exmo. Sr. Arzobispo Mons. D. Georg Gänswein

ORDENACIÓN EPISCOPAL     (pincha aquí para ver la misa)

1. La imposición de manos y la plegaria de ordenación

La imposición de manos la realizan todos los Obispos y Cardenales presentes. Con ello se quiere subrayar, de modo visible, el sentido colegial del episcopado. Por la imposición de manos, Cristo sigue enviando ministros a su Iglesia. El rito de la imposición se realiza en silencio. Se trata de un silencio de acción de gracias por el don del Ministerio, un silencio de petitición humilde para que el Espíritu Santo descienda sobre el candidato. Las palabras esenciales de la plegaria son: “Infunde ahora sobre este elegido la fuerza que de ti procede: el Espíritu de gobierno que diste a tu amado Hijo Jesucristo, y Él, a su vez, comunicó a los Santos Apostóles, quienes establecieron la Iglesia como Santuario tuyo en cada lugar para gloria y alabanza incesante de tu nombre”.

01177

01383

2. Imposición del Evangelio

El Obispo ordenante pone el Evangeliario abierto sobre la cabeza del elegido, sostenido por dos diáconos. El sentido del mismo es: el Obispo – Arzobispo, es “portador” del Evangelio. Terminada la plegaria de la ordenación, el ordenante principal entrega al nuevo Obispo – Arzobispo el Evangelio diciendo: “Recibe el Evangelio y proclama la palabra de Dios con deseo de instruir y con toda paciencia”

0735

3. La plegaria de Ordenación

Es del S. III y está tomada de la “Tradición Apostólica de Hipólito. El núcleo esencial está constituido por la epíclesis (oración de petición del Espíritu), encuadrada en una dinámica que implica a la Trinindad, a Cristo y a la Iglesia.

En la plegaria, la figura por excelencia que evoca el Ministerio Episcopal es la de Abrahán, el padre de los creyentes, Moisés y la de aquellos que tuvieron autoridad en el pueblo de Israel. El “Spiritus Principalis” del que habla la plegaria, es el que se manifiesta y comunica a partir de la resurrección de Cristo, para que los Apóstoles puedan realizar, a través de los tiempos, la misión confiada por el Padre. Se trata del “poder” del Resucitado recibido del Padre y comunicado a los Apostóles, para que sean edificadores de la Iglesia. Por tanto, el ordenado, con el canto de LA LETANIA DE LOS SANTOS, se tumba en el suelo IMPLORANDO la BENDICIÓN de los Santos sobre su nuevo ministerio.

facebook pqORDENACION EPISCOPAL

4. Elementos complementarios

4.1. El examen del candidato

El candidato es examinado en lo relativo a “su fe y sobre su futuro ministerio”. Se le pide “conservar íntegro y puro el depósito de la fe, tal como fue recibido de los Apostóles y conservado en la Iglesia y en todo lugar.

4.2. La unción de la cabeza con crisma.

Este rito tiene lugar después de la plegaria de ordenación. La unción es signo de consagración y de fecundidad espiritual. La “consagración” complementa el sentido de la “ordenación”.

01478

4.3. El anillo, la mitra y el báculo.

Son las tres “insignias” distintivas del Obispo – Arzobispo.

  • ANILLO: Se le da el título de “fidei signaculum” o signo de la fidelidad esponsal. Significa el matrimonio del Obispo con su Iglesia. Cuando el nuevo Obispo – Arzobispo lo recibe en su ordenación el ordenante le dice: “Recibe este anillo, signo de fidelidad y permanece fiel a la Iglesia, Esposa Santa de Dios”.

01668

  • LA MITRA: Es considerada como un elemento distintivo de la Santidad del Obispo – Arzobispo y un signo profético de la corona de gloria prometida a los pastores. Es un ornamento usado, además de los Obispos, también por el Papa y Abades de la Iglesia. Es un signo de dignidad episcopal junto con el báculo. Se usa en las grandes ceremonias. Es prenda de cabeza con forma cónica llevando una hendidura en el centro y dos cintas pequeñas que cuelgan en la espalda llamadas ínfulas. Las ínfulas son un símbolo de poder, de la consagración a la divinidad y su dedicación a la interpretación del Antiguo y el Nuevo Testamento. No se acompaña de palabras su imposición en la ordenación. También es símbolo del brillo de Santidad que debe adornar al Obispo.

01682

  • BÁCULO: Implica toda la riqueza del oficio pastoral. Hay que aceptar de buen grado el pastorear las ovejas del rebaño de Dios, que el Espíritu Santo ha confiado. El báculo es un bastón con forma de curva en el extremo superior en que se graban las figuras, pasajes bíblicos o símbolos cristianos, simboliza el cayado del pastor y es signo de la autoridad episcopal. No es cetro de rey, es vara de apoyo y de sostén: “Recibe el báculo, signo de pastor y cuida de toda tu grey porque el Espíritu Santo te ha constituido Arzobispo, para que apaciente la Iglesia de Dios”; dice el ordenante cuando se lo entrega.

01681

¿QUÉ ES UN ARZOBISPO?: Es “el que mira por la casa”. Su condición es de “enviado y de disponibilidad para ejercer la misión apostólica allí donde por imperativo de gobierno y de circunstancias varias haya de prestarse.

LA TRIPLE MISIÓN EPISCOPAL (TRIA MUNERA):

  • MUNUS DOCENDI: “Enseñad a todas las naciones”.
  • MUNUS SANCTIFICANDI: “Bautizándolos”.
  • MUNUS REGENDI: “Enseñándoles a poner por obra…”

La terminología empleada en Pastores Gregis nos puede ayudar a comprender mejor la triple misión de Obispo – Arzobispo:

  1. Maestro de la fe y heraldo de la Palabra.
  2. Ministro de la gracia del supremo sacerdocio y
  3. su Gobierno Pastoral.

Esta triple función de los Obispos – Arzosbispos, está en relación con los tres vínculos eclesiales de unidad y comunión; la participación en la misma fe, la participación en los mismos sacramentos y la obediencia y adhesión a ellos en manto a Pastores de la Iglesia.

01716

ESCUDO EPISCOPAL

Wappen-Gänswein-975x1024

LEMA: “DAR TESTIMONIO DE LA VERDAD”

Ver también nuestro enlace en youtube: http://www.youtube.com/watch?v=DnWnOX62s9g

LIBRILLO ORDENACIÓN:

pag1

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: