Archivo del sitio

UNA MESA REDONDA PARA DISCUTIR LA IGLESIA EN EL TIEMPO DE LOS “DOS PAPAS”

Gänswein: “Papa Benedicto continúa sirviendo a la Iglesia y a menudo se encuentra con su sucesor

Monseñor Gänswein

Monseñor Gänswein

“La decisión de la renuncia del Papa Benedicto fue inflexible.” Lo dijo el arzobispo Georg Gänswein en un debate sobre el tema “Ser Iglesia en el tiempo de dos Papas” organizado por el Centro Sociale” Il Melograno “.   “Cualquiera que conozca un poco al Papa Benedicto XVI,  -ha dicho el Prefecto de la Casa Pontificia y el secretario del Papa Benedicto XVI-, sabe que todo lo dice de modo suave, muy amable y muy bien pensado pero es más duro que el mármol y el hierro y es mejor no contradecirlo. Desde ese momento, tuve que vivir con este peso en el estómago en el alma y en el corazón “.

El arzobispo ha explicado lo que ha significado para el Papa lo que pasó: “Tenemos que comenzar con lo que dijo el Papa el 11 de Febrero. La razón está ahí. Él no sentía la fuerza del espíritu ni el ánimo de continuar sirviendo a la Iglesia como sucesor de Pedro. Y no lo olvidemos la misma noche de su elección, 19 de abril de 2005, en el balcón de las Bendiciones, dijo: Yo soy un simple trabajador en la viña del Señor. Esta es una bella expresión pero no sólo es hermosa, es la verdad. En el momento en que no se sentía capaz de ser un instrumento en la mano del Señor ha sentido necesario dar un paso atrás. Está claro que es la primera vez que esto sucede. Y esto sólo puede hacerlo una persona que entiende lo que hace, no huye, sino con plena responsabilidad, como ha dicho en repetidas ocasiones, coram Domino, es decir en conciencia ha pensado y sobretodo orado y al final éste fue el resultado. “

Y ha propósito de la respuesta del Papa a la pregunta sobre la renuncia en el libro de Peter Seewald, “Luz del Mundo”, monseñor Georg ha precisado que un Papa, de hecho, puede solo renunciar porque la dimisión debería aceptarla alguien, pero el Papa tiene por encima de él solo al Señor y por lo tanto puede renunciar solo, libremente. “La pregunta era clara – ha dicho- y la respuesta fue clarísima: si ya no se tiene la fuerza para hacer lo que hay que hacer, tampoco se debe escapar. Hay que decir, y esto es importante en un momento de gran dificultad, o en un momento de peligro, el pastor no debe dejar a las ovejas solas. Y está claro que el Papa Benedicto no huyó “.

En la vida cotidiana del Papa Emérito, el arzobispo ha explicado: “Somos seis, el Papa, las cuatro memones y yo que estábamos en el Apartamento. El lugar es tal vez geográficamente el más bello del todo el Vaticano, en los Jardines, y un edificio de los años 30, cuando se construyó Radio Vaticano y había un edificio de la dirección y una casa para el director técnico, luego en los años 80 Juan Pablo II pidió en el Vaticano que hubiera algunas monjas de clausura y tuvieron que ampliar la casa y hacer una capilla. Y cuando el Papa tomó su decisión, me dijo: Yo quisiera ir allí. Por supuesto hubo que arreglar las cosas. Ahora que vive allí, está bien, está claro que es un hombre anciano, mayor, físicamente frágil y débil, nunca ha sido un gran atleta. Pero la cabeza funciona muy bien. Y como dijo cuando dejó el pontificado, quería retirarse a la montaña y de otro modo continua haciendo su misión. Ora, lee, recibe visitas, pasea y tiene una gran correspondencia privada, y hay un buen contacto con su sucesor. “

Gänswein: “Papa Benedetto continua a servire la Chiesa e incontra spesso il suo successore”

“Sulla decisione della rinuncia Papa Benedetto è stato irremovibile.” A dirlo l’arcivescovo Georg Gänswein intervenendo ad un dibattito sul tema “Essere chiesa nel tempo dei due Papi’’ organizzato dal Centro Sociale “il Melograno”.  “Chi conosce un po’ Papa Benedetto- ha detto il Prefetto della Casa Pontificia e segretario di Benedetto XVI- sa che tutto quello che dice in modo soft, molto cortese e molto ben pensato ma è più duro del marmo e del ferro, ed è meglio non contraddire. Da quel momento in poi ho dovuto vivere con questo peso sullo stomaco e sull’anima sul cuore.”

L’arcivescovo ha spiegato cosa ha significato per il Papa quel passo:  “Dobbiamo ripartire da quello che il Papa ha detto l’ 11 di febbraio. Il motivo è li. Lui non sentiva più le forze di spirito e d’animo di continuare a servire la Chiesa da successore di Pietro.  E non dobbiamo dimenticare lui la sera stessa della sue elezione, il 19 aprile 2005 sulla loggia delle Benedizioni ha detto: sono un semplice operaio nella vigna del Signore. Questa è una bella espressione, ma non è soltanto bella è la verità. Nel momento in cui lui  non si si sentiva più in grado di essere uno strumento nella mano del Signore ha sentito necessario fare un passo indietro. É chiaro che è la prima volta che questo succede. E questo può farlo soltanto una persona che comprende bene quello che fa, che non fugge, ma che in piena responsabilità, come ha detto ripetutamente, coram Domino, cioè in coscienza ha pensato e soprattutto pregato e alla fine  era questo il risultato.”

E ha proposito della risposta del Papa alla domanda sulla rinuncia nel libro di Peter Seewald “Luce del mondo”, monsignor Georg ha precisato che un Papa infatti può solo rinunciare perchè le dimissioni dovrebbe accettarle qualcuno, ma il Papa ha sopra di se solo il Signore , e pertanto può solo liberamente rinunciare. “La domanda era chiara – ha detto- e la risposta era chiarissima: si se non ha più le forze di fare ciò che deve fare, ma non deve fuggire. E va detto questo ed è importante in un momento di grande difficoltà, o in un momento di pericolo, il pastore non deve lasciare da sole le pecore. E questo è chiarissimo che Papa Benedetto non è fuggito.”

Sulla vita quotidiana del Papa emerito l’arcivescovo ha spiegato: “ Siamo in sei, il Papa io e le quattro memore che erano in Appartamento. Il posto è forse il più bello geograficamente di tutto il Vaticano, nei Giardini,  ed una costruzione degli anni ’30 quando è stata costruita la Radio Vaticana e  c’era un edificio per la direzione e una casa per il direttore tecnico, poi negli anni ’80 Giovanni Paolo II ha chiesto che in Vaticano ci fossero delle suore di clausura è hanno allargato la casa e fatto un cappella. E quando Papa ha preso la sua decisione mi ha detto: io vorrei andare lì. Certo bisognava sistemare le cose. Ora abita li, sta ben, è chiaro che un uomo anziano un po’ vecchio fragile e debole fisicamente, non è mai stato un grande sportivo. Ma la testa funziona molto bene. E come ha detto quando ha lasciato il pontificato, vuole ritirarsi sul monte e lì in un altro modo continua a fare la sua missione. Prega, legge , riceve viste, passeggia e ha una ampia corrispondenza privata, e c’è un ottimo contatto con il suo successore.”

Fuente: http://www.korazym.org/11050/ganswein-papa-benedetto-continua-servire-la-chiesa-e-incontra-spesso-il-suo-successore/

68998_449587861790094_1898919069_n_zps719438f3

LARINO. El 16 de noviembre, en Larino hablará el Prefecto de la Casa Pontificia, monseñor Georg Gänswein, el periodista de TG1 Fabio Zavattaro y el Vaticanista del Corriere della Sera Gian Guido Vecchi “Ser Iglesia en el tiempo de “dos Papas” es la el título y el tema principal de la mesa redonda organizada por el Centro Social” Il Melograno “para próximo 16 de noviembre, a las 19:00 en el Salón Comunitario de Larino, en Largo Pretorio.

Un momento de reflexión sobre el presente y el futuro de la Iglesia de Roma, en un momento en que dos Papas que viven en el mismo período histórico, en completa armonía con los demás, aunque con diferentes funciones y diversos pensamientos.
Sobre el tema, el Centro Social “Il Melograno” quería ofrecer las reflexiones de tres invitados especiales: Monseñor Georg Gänswein, Arzobispo titular de Urbisaglia y Prefecto de la Casa Pontificia.


En 2000, el Papa Juan Pablo II le dio el título honorífico de capellán de Su Santidad, desde 2003 es asistente personal del Cardenal Joseph Ratzinger, una posición en la que es reelegido después de la elección de Ratzinger al trono de San Pedro, el 19 de abril de 2005. En marzo de 2006, el Papa Benedicto XVI lo honra con el título adicional de Prelado de Honor de Su Santidad. El 07 de diciembre 2012 lo nombró Prefecto de la Casa Pontificia elevándolo al obispado de Urbisaglia, con la dignidad de arzobispo. Recibió su consagración episcopal el 06 de enero 2013 por la imposición de las manos del mismo Papa. Después de la renuncia del ministerio petrino de Benedicto XVI, 28 de febrero de 2013, es su secretario personal viviendo con él al principio en Castel Gandolfo y más tarde en el monasterio Mater Ecclesiae, conservando el cargo de Prefecto de la Casa Pontificia. El 31 de agosto 2013 el Papa Francis ha confirmado su cargo.

Con monseñor Georg Gänswein para discutir en la mesa redonda, estará el periodista vaticanista Fabio Zavattaro de TG1 y Gian Guido Vecchi, periodista vaticanista del “Corriere della Sera”.

FUENTE EN ITALIANO:

http://www.termolionline.it/130771/tavola-rotonda-discutere-della-chiesa-nel-tempo-dei-due-papi/

13/10/32013 – ORACIONES

Domingo de la vigésima séptima semana del Tiempo Ordinario

ratzingerganswein.wordpress.com

EVANGELIO

Segundo Libro de los Reyes 5,14-17.
Entonces bajó y se sumergió siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del hombre de Dios; así su carne se volvió como la de un muchacho joven y quedó limpio.
Luego volvió con toda su comitiva adonde estaba el hombre de Dios. Al llegar, se presentó delante de él y le dijo: “Ahora reconozco que no hay Dios en toda la tierra, a no ser en Israel. Acepta, te lo ruego, un presente de tu servidor”.
Pero Eliseo replicó: “Por la vida del Señor, a quien sirvo, no aceptaré nada”. Naamán le insistió para que aceptara, pero él se negó.
Naamán dijo entonces: “De acuerdo; pero permite al menos que le den a tu servidor un poco de esta tierra, la carga de dos mulas, porque tu servidor no ofrecerá holocaustos ni sacrificios a otros dioses, fuera del Señor.

Salmo 98(97),1.2.3-4.
Entonen al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas,
la salvación provino de su diestra,
de su brazo de santidad.

El Señor dio a conocer su salvación,
hizo ver a los paganos su justicia,
se acordó de su amor y fidelidad
en favor de la casa de Is rael.
Todos, hasta los confines del mundo,
han visto la salvación de nuestro Dios.

¡Aclamen al Señor, toda la tierra,
estallen en gritos de alegría!

Segunda Carta de San Pablo a Timoteo 2,8-13.
Acuérdate de Jesucristo, que resucitó de entre los muertos y es descendiente de David. Esta es la Buena Noticia que yo predico,
por la cual sufro y estoy encadenado como un malhechor. Pero la palabra de Dios no está encadenada.
Por eso soporto estas pruebas por amor a los elegidos, a fin de que ellos también alcancen la salvación que está en Cristo Jesús y participen de la gloria eterna.
Esta doctrina es digna de fe: Si hemos muerto con él, viviremos con él.
Si somos constantes, reinaremos con él. Si renegamos de él, él también renegará de nosotros.
Si somos infieles, él es fiel, porque no puede renegar de sí mismo.

Evangelio según San Lucas 17,11-19.
Mientras se dirigía a Jerusalén, Jesús pasaba a través de Samaría y Galilea.
Al entrar en un poblado, le salieron al encuentro diez leprosos, que se detuvieron a distancia
y empezaron a gritarle: “¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!”.
Al verlos, Jesús les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”. Y en el camino quedaron purificados.
Uno de ellos, al comprobar que estaba curado, volvió atrás alabando a Dios en voz alta
y se arrojó a los pies de Jesús con el rostro en tierra, dándole gracias. Era un samaritano.
Jesús le dijo entonces: “¿Cómo, no quedaron purificados los diez? Los otros nueve, ¿dónde están?
¿Ninguno volvió a dar gracias a Dios, sino este extranjero?”.
Y agregó: “Levántate y vete, tu fe te ha salvado”.

Laudes

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu,
salimos de la noche y estrenamos la aurora;
saludamos el gozo de la luz que nos llega
resucitada y resucitadora.

Tu mano acerca el fuego a la tierra sombría,
y el rostro de las cosas se alegra en tu presencia;
silabeas el alba igual que una palabra;
tu pronuncias el mar como sentencia.

Regresa, desde el sueño, el hombre a su memoria,
acude a su trabajo, madruga a sus dolores;
le confías la tierra, y a la tarde la encuentras
rica de pan y amarga de sudores.

Y tú te regocijas, oh Dios, y tu prolongas
en sus pequeñas manos tus manos poderosas;
y estáis de cuerpo entero los dos así creando,
los dos así velando por las cosas.

¡Bendita la mañana que trae la noticia
de tu presencia joven, en gloria y poderío,
la serena certeza con que el día proclama
que el sepulcro de Cristo está vacío! Amén.

Antífona 1: Dad gracias al Señor, porque es eterna su misericordia. Aleluya.

SALMO 117: Himno de acción de gracias después de la victoria
Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.

Diga la casa de Israel:
eterna es su misericordia.

Diga la casa de Aarón:
eterna es su misericordia.

Digan los fieles del Señor:
eterna es su misericordia.

En el peligro grité al Señor,
y me escuchó, poniéndome a salvo.

El Señor está conmigo: no temo;
¿qué podrá hacerme el hombre?
El Señor está conmigo y me auxilia,
veré la derrota de mis adversarios.

Mejor es refugiarse en el Señor
que fiarse de los hombres,
mejor es refugiarse en el Señor
que fiarse de los jefes.

Todos los pueblos me rodeaban,
en el nombre del Señor los rechacé;
me rodeaban cerrando el cerco,
en el nombre del Señor los rechacé;
me rodeaban como avispas,
ardiendo como fuego en las zarzas,
en el nombre del Señor los rechacé.

Empujaban y empujaban para derribarme,
pero el Señor me ayudó;
el Señor es mi fuerza y mi energía,
El es mi salvación.

Escuchad: hay cantos de victoria
en las tiendas de los justos:
“la diestra del Señor es poderosa,
la diestra del Señor es excelsa,
la diestra del Señor es poderosa”.

No he de morir, viviré
para contar las hazañas del Señor.
Me castigó, me castigó el Señor,
pero no me entregó a la muerte.

Abridme las puertas del triunfo,
y entraré para dar gracias al Señor.

Esta es la puerta del Señor:
los vencedores entrarán por ella.

Te doy gracias porque me escuchaste
y fuiste mi salvación.

La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.

Es el Señor quien lo hecho,
ha sido un milagro patente.

Este es el día en que actuó el Señor:
sea nuestra alegría y nuestro gozo.
Señor, danos la salvación;
Señor, danos prosperidad.

Bendito el que viene en nombre del Señor,
os bendecimos desde la casa del Señor;
el Señor es Dios, El nos ilumina.

Ordenad una procesión con ramos
hasta los ángulos del altar.

Tú eres mi Dios, te doy gracias;
Dios mío, yo te ensalzo.

Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1: Dad gracias al Señor, porque es eterna su misericordia. Aleluya.

Antífona 2: Aleluya. Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor. Aleluya.

CÁNTICO: Que la creación entera alabe al Señor
Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres:
a ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito tu nombre, santo y glorioso:
a él gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres en el templo de tu santa gloria:
a ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres sobre el trono de tu reino:
a ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres tú, que sentado sobre querubines
sondeas los abismos:
a ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres en la bóveda del cielo:
a ti honor y alabanza por los siglos.

Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 2: Aleluya. Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor. Aleluya.

Antífona 3: Todo ser que alienta alabe al Señor. Aleluya.

SALMO 150: Alabad al Señor
Alabad al Señor en su templo,
alabadlo en su fuerte firmamento.

Alabadlo por sus obras magníficas,
alabadlo por su inmensa grandeza.

Alabadlo tocando trompetas,
alabadlo con arpas y cítaras,

alabadlo con tambores y danzas,
alabadlo con trompas y flautas,

alabadlo con platillos sonoros,
alabadlo con platillos vibrantes.

Todo ser que alienta alabe al Señor.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3: Todo ser que alienta alabe al Señor. Aleluya.

LECTURA BREVE (2Tm 2,8.11-13)
Haz memoria de Jesucristo, resucitado de entre los muertos, nacido del linaje de David. Es doctrina segura: Si morimos con él, viviremos con él. Si perseveramos, reinaremos con él. Si lo negamos, también él nos negará. Si somos infieles, él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo.

RESPONSORIO BREVE
V. Te damos gracias, oh Dios, invocando tu nombre.
R. Te damos gracias, oh Dios, invocando tu nombre.
V. Contando tus maravillas.
R. Invocando tu nombre.
V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Te damos gracias, oh Dios, invocando tu nombre.

Antífona Benedictus: Si perseveramos con Cristo, reinaremos con él; si somos infieles, él permanece fiel.

CÁNTICO DE ZACARÍAS
Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas.
Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
ha realizado así la misericordia que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.
Para concedernos que libres de temor,
arrancados de la mano de nuestros enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.
Y a ti, niño, te llamaran Profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.
Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas,
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona Benedictus: Si perseveramos con Cristo, reinaremos con él; si somos infieles, él permanece fiel.

PRECES
Dios nos ama y sabe lo que nos hace falta; aclamemos, pues, su poder y su bondad, abriendo, gozosos, nuestros corazones a la alabanza:
Te alabamos, Señor, y confiamos en ti.
Te bendecimos, Dios todopoderoso, Rey del universo, porque a nosotros, injustos y pecadores, nos has llamado al conocimiento de la verdad;
—Haz que te sirvamos con santidad y justicia.
Vuélvete hacia nosotros, oh Dios, tú que has querido abrirnos la puerta de tu misericordia,
—y haz que nunca nos apartemos del camino que lleva a la vida.
Ya que hoy celebramos la resurrección del Hijo de tu amor,
—haz que este día transcurra lleno de gozo espiritual.
Da, Señor, a tus fieles el espíritu de oración y de alabanza,
—para que en toda ocasión te demos gracias.
Se pueden añadir algunas intenciones libres.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN:
Te pedimos, Señor, que tu gracia continuamente nos preceda y acompañe, de manera que estemos dispuestos a obrar siempre el bien. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Santo Rosario (Mysteria Gloriae)

Rezado por Benedicto XVI.
Recitato da Benedetto XVI.
Recited by Benedict XVI.

Angelus Domini

Rezado por Benedicto XVI.
Recitato da Benedetto XVI.
Recited by Benedict XVI.

Vísperas

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO
Cuando la muerte sea vencida
y estemos libres en el reino,
cuando la nueva tierra nazca
en la gloria del nuevo cielo,
cuando tengamos la alegría
con un seguro entendimiento
y el aire sea como una luz
para las almas y los cuerpos,
entonces, sólo entonces, estaremos contentos.

Cuando veamos cara a cara
lo que hemos visto en un espejo
y sepamos que la bondad
y la belleza están de acuerdo,
cuando, al mirar lo que quisimos,
lo veamos claro y perfecto
y sepamos que ha de durar,
sin pasión, sin aburrimiento,
entonces, sólo entonces, estaremos contentos.

Cuando vivamos en la plena
satisfacción de los deseos,
cuando el Rey nos ame y nos mire,
para que nosotros le amemos,
y podamos hablar con él
sin palabras, cuando gocemos
de la compañía feliz
de los que aquí tuvimos lejos,
entonces, sólo entonces, estaremos contentos.

Cuando un suspiro de alegría
nos llene, sin cesar, el pecho,
entonces -siempre, siempre-, entonces
seremos bien lo que seremos.

Gloria a Dios Padre, que nos hizo,
gloria a Dios Hijo, que es su Verbo,
gloria al Espíritu divino,
gloria en la tierra y en el cielo. Amén.

Antífona 1: Yo mismo te engendré, entre esplendores sagrados, antes de la aurora. Aleluya.

SALMO 109: El Mesías, Rey y Sacerdote
Oráculo del Señor a mi Señor:
“siéntate a mi derecha,
y haré de tus enemigos
estrado de tus pies”.
Desde Sión extenderá el Señor
el poder de tu cetro:
somete en la batalla a tus enemigos.

“Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,
entre esplendores sagrados;
yo mismo te engendré, como rocío,
antes de la aurora”.

El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:
“Tú eres sacerdote eterno,
según el rito de Melquisedec”.

El Señor a tu derecha, el día de su ira,
quebrantará a los reyes.
En su camino beberá del torrente,
por eso, levantará la cabeza.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1: Yo mismo te engendré, entre esplendores sagrados, antes de la aurora. Aleluya.

Antífona 2: Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

SALMO 111: Felicidad del justo
Dichoso quien teme al Señor
y ama de corazón sus mandatos.
Su linaje será poderoso en la tierra,
la descendencia del justo será bendita.

En su casa habrá riquezas y abundancia,
su caridad es constante, sin falta.
En las tinieblas brilla como una luz
el que es justo, clemente y compasivo.

Dichoso el que se apiada y presta,
y administra rectamente sus asuntos.
El justo jamás vacilará,
su recuerdo será perpetuo.

No temerá las malas noticias,
su corazón está firme en el Señor.
Su corazón está seguro, sin temor,
hasta que vea derrotados a sus enemigos.

Reparte limosna a los pobres;
su caridad es constante, sin falta,
y alzará la frente con dignidad.

El malvado, al verlo, se irritará,
rechinará los dientes hasta consumirse.
La ambición del malvado fracasará.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 2: Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Antífona 3: Alabad al Señor, sus siervos todos, pequeños y grandes. Aleluya.

CÁNTICO: Las bodas del cordero
Aleluya.
La salvación y la gloria
y el poder son de nuestro Dios,
porque sus juicios
son verdaderos y justos.

Alabad al Señor,
sus siervos todos,
los que le teméis,
pequeños y grandes.

Porque reina el Señor,
nuestro Dios, dueño de todo,
alegrémonos y gocemos
y démosle gracias.

Llegó la boda del Cordero,
su esposa se ha embellecido.
Aleluya.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3: Alabad al Señor, sus siervos todos, pequeños y grandes. Aleluya.

LECTURA BREVE: (Hb 12,22-24)
Vosotros os habéis acercado al monte Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, a millares de ángeles en fiesta, a la asamblea de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, juez de todos, a las almas de los justos que han llegado a su destino y al Mediador de la nueva alianza, Jesús, y a la aspersión purificadora de una sangre que habla mejor que la de Abel.

RESPONSORIO BREVE:
V. Nuestro Señor es grande y poderoso.
R. Nuestro Señor es grande y poderoso.
V. Su sabiduría no tiene medida.
R. Es grande y poderoso.
V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Nuestro Señor es grande y poderoso.

Antífona Magnificat: Uno de los leprosos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos. Aleluya.

MAGNIFICAT:
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el todo poderoso ha hecho obras grandes en mí,
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia para siempre.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona Magnificat: Uno de los leprosos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos. Aleluya.

PRECES
Alegrándonos en el Señor, de quien viene todo don, digámosle:
Escucha, Señor, nuestra oración.
Padre y Señor de todos, que enviaste a tu Hijo al mundo para que tu nombre fuese glorificado, desde donde sale el sol hasta el ocaso,
—fortalece el testimonio de tu Iglesia entre los pueblos.
Haznos dóciles a la predicación de los apóstoles,
—y sumisos a la verdad de nuestra fe.
Tú que amas a los justos,
—haz justicia a los oprimidos.
Liberta a los cautivos, abre los ojos a los ciegos,
—endereza a los que ya se doblan, guarda a los peregrinos.
Haz que los que duermen ya el sueño de la paz
—lleguen, por tu Hijo, a la santa resurrección.
Se pueden añadir algunas intenciones libres.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN:
Te pedimos, Señor, que tu gracia continuamente nos preceda y acompañe, de manera que estemos dispuestos a obrar siempre el bien. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

S.E. MONS. GEORG GÄNSWEIN: UNA VIDA AL SERVICIO DE DOS PAPAS

1546178_574235529329682_1629146057_n

Arzobispo Gänswein: la diferencia entre Benedicto y Francisco es un tesoro para la Iglesia

Una vida al servicio de dos Papas. Para monseñor Georg Gänswein es realmente un papel inusual en la historia del papado. Prefecto de la Casa Pontificia para el Papa Francisco y secretario del Papa Benedicto XVI al mismo tiempo. Un desafío, pero también un observatorio que le permite ayudar a leer el pasaje y la convivencia entre dos papas.

En los últimos meses, tras el silencio discreto, empezó a contar un poco de este mes de febrero de 2013, que también marcó la historia y su vida. En el semanario alemán Bunte quiso explicar que la renuncia de Benedicto no tuvo nada que ver con el caso “Vatileaks “.Traté de hacerle cambiar de opinión, pero sin éxito. Había tomado una decisión”. Un momento difícil para vivir aquel 28 de febrero “Me sentí como anestesiado, dijo el arzobispo, que en septiembre también se ha hecho cargo el título de Urbisaglia con una celebración festiva en la localidad.

Está dispuesto a explicar un poco de la relación entre los dos Papas:

“Mi papel es el de, digamos, Prefecto de la Casa Pontificia, pero, como lo ha hecho la vida, la realidad es que hoy en día hay dos Papas, el Papa reinante y el Papa emérito. Vivo con el Papa emérito y trabajo con el Papa Francisco, estoy casi todos los días con los dos, de hecho, soy un poco “el puente”. Esto es normal. Es algo que desde luego no lo he probado, no sabía que podría existir, pero ahora es así, y lo veo como un compromiso, un reto y también una agradecimiento. Voy a tratar de hacer las cosas bien, porque no hay precedentes y tengo que encontrar el camino correcto, y esto es un gran reto “

Dos personalidades diferentes las de Benedicto y Francisco, pero Gänswein dice que la diversidad “es también una ventaja”. “Sin embargo, hasta ahora, a menudo se utilizó la diversidad entre los dos Pontífices para crear una antítesis. Psicológicamente, tal vez esto puede ser un primer acercamiento, pero no funciona. Y personalmente creo que si no fuera por la renuncia del Papa Benedicto XVI, el impacto emocional del Papa Francisco no habría sido posible de esta manera. Entre los dos hay una continuidad no sólo teológica, sino también una comprensión humana. Se puede ver que viven su fe auténtica, pero con diferentes expresiones “.

¿Todavía existe afecto por el Papa Benedicto?

“Sí, mucho. Esto también se refleja en las muchas, muchas cartas que llegan a Benedicto XVI… casi todas las noches me quedo despierto hasta tarde para ordenar y preparar su correo. Él tiene un gran interés en el correo personal,  la lee cuidadosamente y con frecuencia responde personalmente. El correo llega de todas partes del mundo. De Alemania, por supuesto, pero también hay muchos italianos, de muchos franceses, españoles y de habla inglesa que escriben a Benedicto. Hay muchas cartas de agradecimiento, a menudo acompañadas con fotos, pinturas y otros pequeños regalos. Al principio algunos escribían sobre el trauma por la noticia de la renuncia. Ahora vienen muchas gracias o tal vez las historias de cómo vivieron este “trauma” y cómo lo han superado agradeciendo al Papa Emérito… le muestran su afecto. Con mucha serenidad garantizan oraciones por los dos Papas “.

Estamos aprendiendo a tener más de un Papa en el Vaticano. ¿Proporciona un nuevo ejercicio del Ministerio Petrino ?

“Entre el Papa Francisco y su predecesor , hay una simpatía espontánea compartida varias veces públicamente . Cuando recibí el Papa Francisco al regreso de su viaje a Brasil me dijo: “He hablado mucho con los periodistas , también del Papa Benedicto XVI , tal vez demasiado , he dicho que es como tener al sabio abuelo en casa”. La abuela del Papa Bergoglio fue una persona clave en su vida, era su guía y que él hablase así es un gran signo de respeto y afecto. No creo que el ejercicio del Ministerio Petrino haya cambiado porque viva en el Vaticano el Papa Emérito , pero es evidente que con la renuncia de Benedicto XVI  se ha creado una “cierta ” novedad sobre el Ministerio Petrino . Si no es posible que un Papa cumpla su servicio , su misión , está la posibilidad, que siempre ha existido, a renunciar. Es una experiencia nueva para todos. Es un reto a la vez espiritual, teológico e histórico ” .

¿Vamos a ver los dos juntos en la canonización de Juan Pablo II?

” No soy un profeta. No sé. Ya lo veremos ” .

¿Cuál era la relación entre Juan Pablo II y Joseph Ratzinger, su amigo de confianza?

“El pontificado de Juan Pablo II tenía su pilar teológico en el Cardenal Ratzinger. Sobre las cuestiones doctrinales Juan Pablo II confió plenamente en Ratzinger. Hay un montón de ejemplos. Así que la confianza mutua ha crecido y sigue siendo declaración absoluta del Papa Benedicto. Cuando habla de Juan Pablo II lo llama simplemente, el Papa.  Tuvo un largo papado de casi veinte años con toda su fuerza y luego un período de sufrimiento, casi tan largo como todo el pontificado de Benedicto XVI. Y Ratzinger no quería hacer igual. Diferentes personalidades, pero con una increíble armonía interior. Juan Pablo II es probablemente la persona que el Papa Benedicto estima más del mundo “.

ITALIANO: http://www.korazym.org/10294/larcivescovo-ganswein-la-diversita-benedetto-francesco-ricchezza-la-chiesa/AP

La entrevista fue publicada por el semanario CREDERE n 27- 6-10-2013

12/10/2013 – ORACIONES

Sábado de la vigésima séptima semana del Tiempo Ordinario

ratzingerganswein.wordpress.com

EVANGELIO

Libro de Joel 4,12-21.
¡Que despierten y suban las naciones al valle de Josafat! Porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor.
Pongan mano a la hoz: la mies está madura; vengan a pisar: el lagar está lleno; las cubas desbordan: ¡tan grande es su maldad!
¡Multitudes innumerables en el valle de la Decisión! Porque se acerca el Día del Señor en el valle de la Decisión.
El sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo.
El Señor ruge desde Sión y desde Jerusalén hace oír su voz: ¡tiemblan el cielo y la tierra! ¡Pero el Señor será un refugio para su pueblo, un resguardo para los israelitas!
Así ustedes sabrán que yo soy el Señor, su Dios, que habito en Sión, mi santa Montaña. Jerusalén será un lugar santo, y los extranjeros no pasarán más por ella.
Aquel día, las montañas destilarán vino nuevo y manará leche de las colinas; por todos los torrentes de Judá correrán las aguas, y brotará un manantial de la Casa del Señor, que regará el valle de las Acacias.
Egipto se convertirá en una desolación y Edóm en un desierto desolado, a causa de la violencia cometida contra las hijos de Judá, cuya sangre inocente derramaron en su país.
Pero Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones.
Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune, y el Señor tendrá su morada en Sión.

Salmo 97(96),1-2.5-6.11-12.
¡El Señor reina, alégrese la tierra,
regocíjense las islas numerosas!
Lo rodea una nube tenebrosa,
justicia y derecho son la base de su trono.

Los montes se derriten como cera
ante el que es Amo de toda la tierra;
los cielos proclaman su justicia
y todos los pueblos ven su gloria.

La luz ya asoma para el justo y la alegría,
para los de recto corazón.
Alégrense, justos en el Señor,
y den gracias a su santo nombre.

Evangelio según San Lucas 11,27-28.
Cuando Jesús terminó de hablar, una mujer levantó la voz en medio de la multitud y le dijo: “¡Feliz el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!”.
Jesús le respondió: “Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican”.

Laudes

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO
Santa María del Pilar, escucha
nuestra plegaria, al celebrar tu fiesta,
Madre de Dios y Madre de los hombres,
Reina y Señora.

Tú, la alegría y el honor del pueblo,
eres dulzura y esperanza nuestra:
desde tu trono, miras, guardas, velas,
Madre de España.

Árbol de vida, que nos diste a Cristo,
fruto bendito de tu seno virgen,
ven con nosotros hasta que lleguemos
contigo al puerto.

Gloria a Dios Padre, creador del mundo,
gloria a Dios Hijo, redentor de todos,
gloria al Espíritu que nos santifica:
al Trino y Uno. Amén.

Antífona 1: Tú eres la gloria de Jerusalén; tú, la alegría de Israel; tú, el orgullo de nuestra raza.

SALMO 62: El alma sedienta de Dios
Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.
¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.

En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
mi alma está unida a ti,
y tu diestra me sostiene.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1: Tú eres la gloria de Jerusalén; tú, la alegría de Israel; tú, el orgullo de nuestra raza.

Antífona 2: Bendito eres, Señor, en el templo de tu santa gloria.

CÁNTICO: Toda la creación alabe al Señor
Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Ángeles del Señor, bendecid al Señor;
cielos, bendecid al Señor.

Aguas del espacio bendecid al Señor;
ejércitos del Señor, bendecid al Señor;

Sol y luna, bendecid al Señor;
astros del cielo, bendecid al Señor;

Lluvia y rocío, bendecid al Señor;
vientos todos, bendecid al Señor;

Fuego y calor, bendecid al Señor;
fríos y heladas, bendecid al Señor;

Rocíos y nevadas, bendecid al Señor;
témpanos y hielos, bendecid al Señor;

Escarchas y nieves, bendecid al Señor;
noche y día, bendecid al Señor;

Luz y tinieblas, bendecid al Señor;
rayos y nubes, bendecid al Señor;

Bendiga la tierra al Señor,
ensálcelo con himnos por los siglos.

Montes y cumbres, bendecid al Señor;
cuanto germina en la tierra, bendiga al Señor.

Manantiales, bendecid al Señor;
mares y ríos, bendecid al Señor;

Cetáceos y peces, bendecid al Señor;
aves del cielo, bendecid al Señor;

Fieras y ganados, bendecid al Señor;
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Hijos de los hombres, bendecid al Señor;
bendiga Israel al Señor.

Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor;
siervos del Señor, bendecid al Señor;

Almas y espíritus justos, bendecid al Señor;
santos y humildes de corazón, bendecid al Señor;

Ananías, Azarías y Misael, bendecid al Señor;
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
ensalcémoslo con himnos por los siglos.

Bendito el señor en la bóveda del cielo,
alabado y glorioso y ensalzado por los siglos.

Antífona 2: Bendito eres, Señor, en el templo de tu santa gloria.

Antífona 3: Sobre el santo Pilar, Señora, guías y proteges a tu pueblo.

SALMO 149: Alegría de los santos
Cantad al Señor un cántico nuevo,
resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;
que se alegre Israel por su Creador,
los hijos de Sión por su Rey.

Alabad su nombre con danzas,
cantadle con tambores y cítaras;
porque el Señor ama a su pueblo
y adorna con la victoria a los humildes.

Que los fieles festejen su gloria
y canten jubilosos en filas:
con vítores a Dios en la boca
y espadas de dos filos en las manos:

para tomar venganza de los pueblos
y aplicar el castigo a las naciones,
sujetando a los reyes con argollas,
a los nobles con esposas de hierro.

Ejecutar la sentencia dictada
es un honor para todos sus fieles.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3: Sobre el santo Pilar, Señora, guías y proteges a tu pueblo.

LECTURA BREVE: (2Cro 7, 15-16)
Mantendré los ojos abiertos y oídos atentos a las súplicas que se hagan en este lugar. Elijo y consagro este templo para que esté en él mi nombre eternamente. Mi corazón y mis ojos estarán siempre en él.

RESPONSORIO BREVE
V. Ella es la Virgen Santa, luz hermosa, claro día; cantemos himnos de honor y de alabanza.
R. Ella es la Virgen Santa, luz hermosa, claro día; cantemos himnos de honor y de alabanza.
V. Ella escogió esta tierra para estar siempre con nosotros.
R. Cantemos himnos de honor y de alabanza.
V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Ella es la Virgen Santa, luz hermosa, claro día; cantemos himnos de honor y de alabanza.

Antífona Benedictus: Dichosa eres, santa Virgen María: de ti salió el Sol de justicia, Cristo, nuestro Señor.

CÁNTICO DE ZACARÍAS
Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas.
Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
ha realizado así la misericordia que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.
Para concedernos que libres de temor,
arrancados de la mano de nuestros enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.
Y a ti, niño, te llamaran Profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.
Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas,
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona Benedictus: Dichosa eres, santa Virgen María: de ti salió el Sol de justicia, Cristo, nuestro Señor.

PRECES
Hermanos: En estas primeras horas del día del Pilar, alabemos a Dios e invoquemos su misericordia; ofrezcamos al Señor nuestras obras y digamos todos:
Escúchanos, Señor.
Tú elegiste a la Virgen María como santa morada para tu Hijo;
— haz de nosotros el templo de tu Espíritu.
Padre de sabiduría, a ejemplo de María, que guardaba en su corazón los gestos y las palabras de Jesús,
— concédenos saber guardar tu palabra en un corazón puro.
Rey de reyes y dueño del mundo, que has glorificado a María en su cuerpo y en su alma,
— inclina nuestros deseos hacia las realidades eternas.
Tú nos has dado en la Virgen María una madre;
— haz que, de palabra y de obra, vivamos como verdaderos hijos suyos.
Se pueden añadir algunas intenciones libres.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN:
Dios todopoderoso y eterno, que en la gloriosa Madre de tu Hijo has concedido un amparo celestial a cuantos la invocan con la secular advocación del Pilar, concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Santo Rosario (Mysteria Gaudii)

Rezado por Benedicto XVI.
Recitato da Benedetto XVI.
Recited by Benedict XVI.

Angelus Domini

Rezado por Benedicto XVI.
Recitato da Benedetto XVI.
Recited by Benedict XVI.

Vísperas

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO
No sé de dónde brota la tristeza que tengo.
Mi dolor se arrodilla, como el tronco de un sauce,
sobre el agua del tiempo, por donde voy y vengo,
casi fuera de madre, derramado en el cauce.

Lo mejor de mi vida es el dolor. Tú sabes
cómo soy; tú levantas esta carne que es mía;
Tú, ésta luz que sonrosa las alas de las aves;
tú, esta noble tristeza que llaman alegría.

Tú me diste la gracia para vivir contigo;
tú me diste las nubes como el amor humano;
y, al principio del tiempo, tú me ofreciste el trigo,
con la primera alondra que nació de tu mano.

Con el último rezo de un niño que se duerme
y, con la voz nublada de sueño y de pureza,
se vuelve hacia el silencio, yo quisiera volverme
hacia ti, y en tus manos desmayar mi cabeza.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu,
por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1: Desead la paz a Jerusalén.

SALMO 121: La ciudad santa de Jerusalén
¡Qué alegría cuando me dijeron:
“Vamos a la casa del Señor”!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.

Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor,

según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David.

Desead la paz a Jerusalén:
“Vivan seguros los que te aman,
haya paz dentro de tus muros,
seguridad en tus palacios”.

Por mis hermanos y compañeros,
voy a decir: “La paz contigo”.
Por la casa del Señor, nuestro Dios,
te deseo todo bien.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1: Desead la paz a Jerusalén.

Antífona 2: Desde la aurora hasta la noche, mi alma aguarda al Señor.

SALMO 129: Desde lo hondo, a ti grito, Señor
Desde lo hondo a ti grito, Señor;
Señor, escucha mi voz;
estén tus oídos atentos
a la voz de mi súplica.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,
¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.

Mi alma espera en el Señor,
espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.

Aguarde Israel al Señor,
como el centinela la aurora;
porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y él redimirá a Israel
de todos sus delitos.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 2: Desde la aurora hasta la noche, mi alma aguarda al Señor.

Antífona 3: Al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo y en la tierra. Aleluya.

CÁNTICO: Cristo, siervo de Dios, es tu misterio pascual
Cristo, a pesar de su condición divina,
no hizo alarde de su categoría de Dios;
al contrario, se despojó de su rango
y tomó la condición de esclavo,
pasando por uno de tantos.

Y así, actuando como un hombre cualquiera,
se rebajó hasta someterse incluso a la muerte,
y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo levantó sobre todo
y le concedió el “Nombre-sobre-todo-nombre”;
de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble
en el cielo, en la tierra, en el abismo,
y toda lengua proclame:
Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3: Al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo y en la tierra. Aleluya.

LECTURA BREVE: (2P 1,19-21)
Esto nos confirma la palabra de los profetas, y hacéis muy bien en prestarle atención, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que despunte el día, y el lucero nazca en vuestros corazones. Ante todo, tened presente que ninguna predicción de la Escritura está a merced de interpretaciones personales; porque ninguna predicción antigua aconteció por designio humano; hombres como eran, hablaron de parte de Dios, movidos por el Espíritu Santo.

RESPONSORIO BREVE:
V. De la salida del sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del Señor.
R. De la salida del sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del Señor.
V. Su gloria sobre los cielos.
R. Alabado sea el nombre del Señor.
V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. De la salida del sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del Señor.

Antífona Magnificat: ¿No ha vuelto más que ese extranjero para dar gloria a Dios? Levántate, vete: tu fe te ha salvado.

MAGNIFICAT:
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el todo poderoso ha hecho obras grandes en mí,
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia para siempre.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona Magnificat: ¿No ha vuelto más que ese extranjero para dar gloria a Dios? Levántate, vete: tu fe te ha salvado.

PRECES
Invoquemos a Cristo, alegría de cuantos se refugian en él, y digámosle:
Míranos y escúchanos, Señor.
Testigo fiel y primogénito de entre los muertos, que nos has librado de nuestros pecados por tu sangre,
—no permitas que olvidemos nunca tus beneficios.
Haz que aquellos a quienes elegiste como mensajeros de tu Evangelio
—sean siempre fieles y celosos administradores de los misterios del reino.
Rey de la paz, concede abundantemente tu Espíritu a los que gobiernan las naciones,
—para que atiendan con interés a los pobres y postergados.
Sé ayuda para cuantos son víctimas de cualquier segregación por causas de raza, color, condición social, lengua o religión,
—y haz que todos reconozcan su dignidad y respeten sus derechos.
A los que han muerto en tu amor, dales también parte en tu felicidad,
—con María y con todos tus santos.
Se pueden añadir algunas intenciones libres.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN:
Te pedimos, Señor, que tu gracia continuamente nos preceda y acompañe, de manera que estemos dispuestos a obrar siempre el bien. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

 

BENEDICTO XVI – DOCTOR DE LA IGLESIA YA

bandera inglesa bandera-italia bandera_alemana bandera-francia bandera-portugal

Lo que en un principio era únicamente la expresión de un deseo en alto, hoy se hace reinvindicación. Habéis sido vosotros los que nos habéis empujado a esta petición formal a través de vuestros correos y comentarios y nos habéis empujado a dar un paso más. Nos sentimos en la obligación de moral de hacer incluso lo imposible para poder cumplir este sueño.
Por eso, aún sabiendo lo difícil que es, quizá incluso una quimera, comenzamos a recabar apoyos a esta iniciativa así como a hacer consultas a las esferas eclesiásticas sobre esta posibilidad.
Es mucho y es nada lo que pedimos. Creemos que nadie discute que Joseph Ratzinger será nombrado tarde o temprano Doctor de la Iglesia, sabemos que es cuestión de tiempo y sólo pedimos un adelanto. El adelanto justo para que una persona como él, que ha sabido unir la inteligencia y la humildad, tenga el reconocimiento público a toda una vida dedicada a Dios y a la Iglesia.

Todos los textos vitales de nuestra Iglesia llevan el sello y la letra de Benedicto XVI, desde el Concilio Vaticano II hasta el Catecismo de la Iglesia Católica. Él nos ha guiado y nos ha llevado de la mano hacia el Señor. Ha contestado nuestras preguntas, ha convertido nuestras dudas en fe, ha provocado conversiones de personas ateas, ha apaciguado nuestras almas, nos ha hecho mejores… e incluso gracias a Benedicto hemos encontrado el equilibrio entre la fe y la razón.

Por eso desde aquí, y viendo vuestra respuesta a ese deseo de su proclamación como DOCTOR DE LA IGLESIA YA, os solicitamos que si os sentís vinculados a ésta petición, os suscribáis en el pequeño formulario que encontrareis al pie de la foto.

Gracias por vuestra colaboración en éste inicio de proyecto.

DOCTOR DE LA IGLESIA wp

Es lo que desde aquí, por razones obvias, nos gustaría contarles.

Os dejamos ésta frase para su publicación en cualquier medio

Gracias por vuestro apoyo

facebook pq https://www.facebook.com/photo.php?fbid=674343629257155&l=6e98be77e3

facebook pqhttps://www.facebook.com/photo.php?fbid=724493124242205&l=048f9595a6

Sigue leyendo→

A %d blogueros les gusta esto: