Archivo del sitio

PADRE GEORG: “MI NAVIDAD CON DOS PAPAS”

AUTOR: Ignazio  Ingrao

FUENTE: www.ilmiopapa.it

Traducción: Equipo Ratzingerganswein

4h2nvp8qfacebook pq

06 DE DICIEMBRE 2014  

La historia lo ha llamado a ser un testigo discreto en estos eventos cruciales inaúditos. Antes de que el mayordomo infiel, el robo de documentos del escritorio del Papa para pasarlos a la prensa. Luego  la renuncia de Benedicto XVI. Después la elección del Papa argentino. La coexistencia de dos Papas en el Vaticano. Y se convirtió en el brazo derecho del tanden. Estamos hablando de Monseñor Georg Gänswein  nacido hace 58 años en una pequeña ciudad en el Bosque Negro (Riedern am Wald, archidiócesis de Friburgo) y terminó involuntariamente en el centro de atención del mundo.

Se trata del Padre Georg: el bello secretario del Papa Benedicto XVI, el George Clooney de la Curia. Admirado y deseado por todas las mujeres. Sólo hay que hablar un poco con él, para darse cuenta de lo lejano de este estereotipo. Impermeable a las sirenas de la mundanidad, estricto consigo mismo, Don Georg vive  la Iglesia como un servicio y los últimos años también estuvieron marcados por el sufrimiento  por lo que pasó al Papa Ratzinger. Recibe a Il Mio Papa en una sala de estar al lado de su Estudio en la Prefectura de la Casa Pontificia.

Es el corazón del complejo de la máquina y de las audiencias papales, las visitas de jefes de estado, el protocolo, reuniones diplomáticas. La encrucijada de acceso al Pontífice. Una gran cantidad de trabajo que se llevó a cabo con tacto y discreción. Una obra de gran confianza. A lo que se añade, por la tarde, su antiguo servicio de secretario de Benedicto XVI, que reside en el monasterio Mater Ecclesiae en la colina del Vaticano. Un cuadro en la pared del Papa Francisco nos mira con su dulce sonrisa. De metal, un maravilloso Tríptico medieval de la Madonna con el niño: la síntesis eficaz de lo que la Curia romana, donde el pasado y el futuro se entrelazan armoniosamente, la tradición y la reforma son complementarios.

Excelencia, el domingo es el inicio del Adviento. ¿Qué sugerencias ofrece a los lectores de “Il Mio Papa” para vivir la mejor preparación para la Navidad?

“El Adviento es un tiempo de preparación. No es un valor en sí mismo, sino en relación con un objetivo, la meta que nos hemos fijado: vivir así el Nacimiento del Señor. Pero no estamos hechos de espíritu puro somos hombres de carne y hueso. Para ello, es importante establecer estas semanas antes de la Navidad de dos o tres puntos específicos sobre los que queremos mejorar o que queremos cambiar. En primer lugar me gustaría decir, dar más tiempo para el silencio interior. Tomarme un poco de más tiempo para la oración y la lectura de la Sagrada Escritura. Actos Entonces perceptibles de la caridad: para acompañar a alguien en necesidad, visitar a un enfermo, dar algo de nosotros a los que están en necesidad, pedir perdón cuando nos equivocamos “.

Pero no sólo en Italia se vive  una Navidad difícil, con muchos problemas económicos. ¿Esto significa que deben vivir principalmente en el signo de la pobreza?

“El espíritu de la Navidad es un espíritu de gratitud y esperanza. Pero con cuidado: no es que en el pasado o en otros lugares la situación sea mucho mejor. Quiero decir que siempre hay un hormigón de emergencia o pobreza encubierta que tiene que ser rescatado, una soledad que unir un dolor que consolar. El regalo de Navidad es encontrar el valor de aceptar este reto: descubrir la alegría del Niño Jesús, el Señor que viene a nosotros, en todas las situaciones que enfrentamos “.

¿Cómo es la Navidad del Papa Francisco?

“Debo confesar que no conozco las tradiciones personales del Papa Francisco sobre la Navidad. Sabemos que él es un hombre de oración. Que lo demuestra cada día. Así que creo que en los círculos de Navidad para tener más tiempo para el encuentro con el Señor, ocasiones para el  recogimiento. Una hermosa oportunidad y nutriente que ayuda a las celebraciones litúrgicas “.

¿Cómo pasará el Papa Benedicto estas Fiestas de Navidad? 

“El Papa Benedicto siente mucho el tiempo de la Navidad. En primer lugar está la rica liturgia que caracteriza estos días y le da un “perfume” especial a la plegaria. Ahora, también tiene más tiempo para reflexionar sobre el misterio del Nacimiento del Señor “.

¿Intercambia regalos con el Papa?

“Por supuesto. Con el Papa Benedicto XVI y las Memores (mujeres laicas consagradas), que viven en la casa siempre nos intercambiamos regalos en la tarde de Navidad, según lo dictado por nuestra tradición, incluso durante el Pontificado “.

¿Qué le regaló  Benedicto XVI la Navidad pasada?

“Una hermosa estola blanca y un libro de arte religioso”.

Y Usted ¿Qué le regaló a él?

“Siempre lo hago junto con las Memores y trato de regalarle algo bello y útil: un libro,  un artículo de ropa o un objeto de su estudio”.

¿Pone las decoraciones de Navidad?

“Sí. En nuestra capilla hay un árbol decorado y un hermoso belén. Otro árbol y un belén se pueden encontrar en la sala de estar.
Al Papa Emérito le gustan  los belenes y las decoraciones de Navidad”.

¿Cómo pasará usted las Fiestas?

“En  familia. El Papa Benedicto XVI, las Memores y yo a menudo nos encontramos juntos para cantar villancicos de Navidad, como es típico de nuestra tradición. Tenemos un gran libro que recopila canciones en alemán e italiano. También escuchamos algún CD con música de Navidad “.

¿Cuál es el villancico de Navidad que más le gusta?

” Stille Nacht” (“Noche de Paz”) lo canto desde la infancia”.

¿Prepara la cena de Navidad?

” Claro. Es una parte existencial de este tiempo”.

El año pasado, el Papa Francisco y el Papa Benedicto almorzaron juntos el 27 de diciembre en Santa Marta. ¿Habrá un nuevo almuerzo este año?

“Hasta ahora no se ha hablado. El año pasado, de hecho, el Papa Francisco había invitado al Papa Emérito a un  almuerzo en Santa Marta, pero primero hizo una visita a nuestro Monasterio. Aunque Benedicto XVI tiene algunos problemas para caminar. Y esto tal vez lo hace más difícil  repetir lo que pasó la última Navidad. Sin embargo, espero que el Papa Francisco tenga un poco de tiempo para venir a visitar al Papa Benedicto XVI, que estaría muy feliz “.

¿Siente nostalgia por las vacaciones de Navidad que pasó con su familia, en su país?

“Por ahora llevo dieciocho años viviendo en Roma. Mi casa está aquí. Ciertamente recuerdo con cariño las vacaciones de Navidad que pasé con la familia durante mi adolescencia. Cuando íbamos a misa a medianoche bajo la nieve y luego volvíamos a casa para intercambiar regalos. Las canciones que cantábamos con los abuelos, padres y hermanos. Éramos tres generaciones bajo un mismo techo “.

¿Tocaba usted?

“Sí, toqué el clarinete y canté. Siempre me ha gustado la música”.

¿Volverá a casa en Navidad?

“Ya veremos. Otros años he estado en casa durante tres o cuatro días entre Año Nuevo y Reyes, cuando se suspenden las Audiencias del Papa, excepto las Generales para el público. Tengo un padre muy enfermo de 93 años ingresado ​​en un hogar de ancianos y una tía de 90 años que vive en su casa con un cuidador. Luego están mis hermanos y hermanas y sus familias, parientes y amigos. Siento mucho el valor y la proximidad de la familia. Me hace bien pasar un “tiempo con ellos”.

La Navidad de 2012 fue muy especial. Usted ya sabía que sería la última Navidad de Benedicto XVI como “el Papa reinante”, antes de la renuncia?

“Sí, lo sabía. Por supuesto que tenía que mantener el secreto”.

En su corazón, ¿esperaba que el Papa se repensara su decisión de renunciar?

“Quién conoce al Papa Benedicto sabe que es un hombre que cuando toma una decisión no vuelve atrás. No había dudas. Yo estaba triste en mi corazón, pero no podía demostrar nada en el exterior”.

¿Cómo le comunicó el Papa Ratzinger su decisión?

“Él me llamó. Estábamos solos. Y me dijo que después de mucho pensamiento y  oración había tomado una decisión de gran importancia para el bien de la Iglesia, quería renunciar al Ministerio Petrino. Hizo hincapié en que esta decisión fue tomada libremente y consciente de las graves consecuencias”.

¿Le preguntó o le pidió consejo a Usted sobre su decisión? 

“En realidad no. Cuando me lo dijo, la decisión ya estaba tomada” .

¿Había alguien más al tanto?

“Sólo dos personas. Si estaban bajo al secreto pontificio”.

¿Cómo reaccionó?

“Me quedé muy sorprendido. Sólo una vez hablé con una de las dos personas que conocía. A mí me dio coraje y también para exhortarnos”. Intenté persuadirlo, pero sin éxito. Me tomó mucho tiempo digerir esta decisión. Me ayudó mucho ver la serenidad y determinación con la que el Papa Benedicto había hecho y tomado esta elección, con el apoyo de la fe y la gracia del Señor”.

¿Se confió usted a otros después de que Benedicto XVI hiciera pública su decisión al mundo?

Solamente una vez, a mi me proporcionó más valor y coraje y también para exhortarnos.

¿Qué piensa usted de los que hoy afirman que en realidad el Papa legítimo es el Papa Benedicto que sigue siéndolo, que no quiso renunciar al Papado, sino solo al  ejercicio activo del  mismo?

“Creo que es una tontería, e incluso de lógica teológica. El texto de la renuncia de Benedicto XVI, que pronunció el 11 de febrero 2013 en la Sala del Consistorio, es inequívocamente claro. No hay nada que “interpretar”. Renunció al cargo que estuvo vacante hasta la celebración del Cónclave y finalmente la elección del nuevo Papa. El Papa se llama Francisco y es legítimo”.

¿ Después de casi dos años ha entendido mejor las razones de la decisión de Benedicto XVI?

“Me estoy dando cuenta más y mejor… En la homilía de la misa de inicio de su Pontificado, el 24 de abril de 2005, el Papa Benedicto XVI dijo: “Reza por mí, para que yo no huya por miedo a los lobos”. En su pontificado no escapó a los lobos. Los enfrentó con coraje, determinación y fuerza. Y con el mismo valor, con la misma determinación y con la misma fuerza, ha tomado esta decisión excepcional cuando se enteró de que las fuerzas eran menos y ya  no le acompañaban”.

¿Cómo vive su servicio a dos Papas al mismo tiempo?

“Es un bonito regalo. Y al mismo tiempo también un gran desafío” .

¿Cómo se organiza su día?

“El día comienza con la misa junto al Papa Benedicto XVI, tras la hora de oración, el breviario y desayuno. Después voy a la Prefectura y empiezo mi servicio junto al Papa Francisco: hay Audiencias, reuniones oficiales, etcétera. Después de completar estos nombramientos, vuelvo a la oficina para preparar compromisos posteriores. A la hora del almuerzo vuelvo al monasterio para comer con el Papa Benedicto. Después del almuerzo nos damos un paseo a pie, seguido de un breve descanso, luego rezamos el Rosario juntos caminando por los jardines vaticanos. Después vuelvo a la oficina para despachar la montaña de correo, firmar cartas, recibir a las personas. A eso de las 19:30 llego a casa para la cena con el Papa Benedicto XVI y las Memores. La noche, entonces es el momento de hacer de secretario del Papa Emérito y revisar el correo  que llegó y preparar todo para el día siguiente”.

¿Cuánto tiempo tiene para sí mismo?

“Muy poco, casi nada. Este es el precio a pagar”.

¿Y el tiempo para sus excursiones a la montaña,  para ir a esquiar o jugar al tenis?

“Las excursiones de montaña se han hecho cada vez más raras, por desgracia. A partir del 11 de febrero de 2013 no he jugado al tenis. Por no hablar de la estación de esquí”.

¿Sus “Superiores” no se lo permitirían?

“La pregunta no es esa. Depende de mí y no por mis “Superiores”. Debo encontrar la mejor manera de organizarme y tomar un poco de tiempo para descansar “.

¿Esta es una de sus intenciones para el nuevo año?

“Exactamente. Tener más tiempo para recargar durante la semana última instancia, significa también ser capaz de servir mejor a la Iglesia. Pero, de nuevo, depende de mí”.

Alguien escribe que el Papa Francisco estaría pensando en enviarlo como arzobispo a  alguna diócesis alemana. ¿Es posible? ¿Cuánto tiempo más permanecerá en el Vaticano?

“En varias ocasiones envié papeles a algunas diócesis alemanas: desde Freiburg a Hamburgo, a través de Mónaco y Berlín. Todo es un inventó y una tontería. El hecho es que soy y me quedaré aquí en el Vaticano. El tiempo está en las manos del Señor“. 

¿En su vida como sacerdote, cuanto ha pensado en su apariencia física. Como se siente al verse observado por los ojos de las mujeres?

Es hora de desdramatizarlo. Al principio, sí, me sorprendió cuando me comparaban con el actor George Clooney o otros actores de película. Me reí un poco. Entonces empecé a no hacerlo más. Sé que hay personas que no se detienen en el aspecto físico. Pero depende de nosotros para hacer entender que hay algo más detrás, algo más espiritual y profundo que es mucho más importante”.

¿Cómo es su carácter, a veces se enoja?

“Yo soy una persona que siente el sentido del deber.  Así puede suceder que a veces me enfade, si veo un trabajo mal hecho, poco reconocido, una falta de atención o respeto acerca de la competencia y la responsabilidad”.

¿El Papa Benedicto no se inquieta. Nunca levanta la voz?

” No, nunca. Él es un hombre muy suave. Pero eso no significa que no sea una persona firme y decidida. No siente la necesidad de levantar la voz. Por el contrario, cuando abaja el nivel significa de verdad  hacer notar lo que no va bien”.

¿Y el Papa Francisco. Es cierto que a veces grita?

 “No lo sé. Conmigo nunca levantó la voz. Pero si hay algo que esté particularmente cerca del corazón puede “enfurecerse”.

Anuncios

COPA DEL MUNDO: MONSEÑOR GÄNSWEIN DA SU OPINIÓN DE LA FINAL DEL MARACANÁ DESDE EL VATICANO

Audio_Icon rat

COPA DEL MUNDO

MONSEÑOR GÄNSWEIN DA SU OPINIÓN DE LA FINAL DEL MARACANÁ

DESDE EL VATICANO

Fuente: Radio Vaticana

Traducido por equipo ratzingerganswein

Más de mil millones de personas pararon ayer durante 120 minutos para ver la final del Mundial de Fútbol, ganado 1-0 por Alemania contra Argentina en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Un partido que fue definido jocosamente como la “Final de los dos Papas” por la nacionalidad argentina del Papa Francisco y alemana de Benedicto XVI, aunque ninguno de los, – dice Monseñor Georg Gänswein – ha visto el partido -. Sobre esta original coincidencia y sobre el papel que el fútbol puede tener en el diálogo y el encuentro entre nacionalidades y diversas culturas, Alessandro Gisotti entrevistó al Prefecto de la Casa Pontificia y Secretario Particular del Papa Emérito:

35192facebook pqhttps://www.facebook.com/photo.php?fbid=831529856871864&l=91e9626284

R. Me dejé llevar por el equipo del corazón – que es Alemania – y lo he visto en casa, con las Memores Domini, que también iban con Alemania y al final estábamos muy contentos – aunque lo siento por los argentinos. Han jugado bien, pero pineso que al final Alemania ha ganado merecidamente.

P. Muchos se preguntan, obviamente,: el Papa Benedicto,  ¿ha visto el partido?  ¿Supo el resultado? ¿Nos puede decir algo al respecto?

R. Lo invité a ver el partido, pero él agradecido prefirió ir a dormir. Por supuesto, esta mañana le informé – si bien viendo mi cara vio el mensaje claro -. Luego le informé sobre los avances y más tarde del resultado del partido.

P. Evidentemente, también fue una alegría para él…

R. Sí y no, porque en el equipo había algunos bávaros y esto hace que el corazón esté más caliente; pero por otro lado ha dicho: “Esperemos que los argentinos se repongan pronto”. Y es más, uno a cero es un resultado que no humilla…

P. Obviamente… “Argentina” – el pensamiento va para el Papa Francisco. De cualquier manera, ¿usted ha podido hablar con el Santo Padre de este partido? ¿Nos puede decir algo de esto?

R. Todavía no. Le di mis “condolencias” más sinceras a su secretario, Don Fabián, y él me respondió de una manera muy clara y convincente en la felicitación por la victoria de nuestro equipo.

P. Hemos visto, sobre todo en las redes sociales, una cosa particular y también original: es decir, han unido al Papa Francisco y al Papa Emérito Benedicto XVI también con una oleada de afecto para ambos; de alguna manera, si se me permite decirlo así, el fútbol los ha unido incluso en la imaginación colectiva …

R. Yo también lo he visto, y he de decir que me alegré mucho, porque ves que el fútbol tiene el poder de unir. Y entonces, hemos visto muchas cosas que se han expresado en broma, a veces de una manera irónica, al final siempre tan agradables, sinceros … Y creo que esta oportunidad ha dejado en claro que existe una buena concordancia entre los dos Papas.

P. Papa Francisco en un tweet, primero también en un mensaje, dijo que el Mundial de Fútbol- el deporte en general – son ocasiones de encuentro …

R. El Papa Francisco habla con frecuencia – y se ha convertido en una palabra clave – el encuentro, y el deporte – y sobre todo de fútbol – es sólo una oportunidad para conocer de una manera deportiva y sincera ad hoc. El encuentro, como tal, es lo que cuenta. Está claro, que no es siempre el resultado, entonces; pero lo que cuenta es el encuentro. Y si para todos y los dos equipos el partido es positivo, creo que tiene un gran poder, no sólo para estas 22 personas, sino para muchas otras personas más, y no sólo los dos países representados, sino de todo el mundo.

P. Por supuesto, la final del Mundial, la parte final del Mundial, por desgracia coincidió con el conflicto entre Israel y Palestina; entre otras cosas, el Consejo Pontificio para la Cultura ha puesto en marcha la “Pausa por la Paz”, una pausa para la paz, vinculada a la Copa del Mundo …

R. Sigo con gran preocupación la situación en Tierra Santa; El Papa también dijo que la oración del Ángelus es muy importante; y que la oración con los dos presidentes de Israel y Palestina y el Patriarca Ecuménico que hicieron hace un mes, es una señal y esta señal debe tener y tendrá buenos frutos, incluso si la situación actual, por desgracia, se ha vuelto muy preocupante.

P. ¿Entonces, incluso los deportes pueden ayudar? Por ejemplo, hemos visto muchas veces que el deporte era la ocasión en que por primera vez los equipos se han enfrentado cada una de las naciones que estaban en guerra, o al menos en conflicto unos con otros …

R. Sí, estoy convencido – absolutamente convencido – del hecho que la política no sería capaz de encontrar equipos que políticamente son totalmente diferentes, pero el deporte -el fútbol – es capaz de hacer eso y creo que esta es una oportunidad para fortalecer y también es una oportunidad de apreciarlo.

MUNDIAL DE FÚTBOL: QUE GANE EL MEJOR

“El fútbol es un retorno al Paraíso”

Palabra de Joseph Ratzinger

12/06/2014 – La Stampa

MUNDIALfacebook pqhttps://www.facebook.com/photo.php?fbid=830003357024514&l=127a2c36c2

¿En qué se fundamenta el atractivo del fútbol?
Regularmente, cada cuatro años, el campeonato mundial de fútbol se muestra como un evento que fascina a centenares de millones de personas. Ningún otro acontecimiento planetario consigue tener un efecto tan amplio, lo que demuestra que esta manifestación deportiva toca algún elemento primordial de la humanidad que hace que nos preguntemos en qué se fundamenta todo el poder de este juego. El pesimista dirá que es como en la antigua Roma.

Retorno al Paraíso
En aquel entonces la consigna de las masas era: panem et circenses, pan y circo. El pan y el circo serían por tanto los contenidos vitales de una sociedad decadente que no tiene otros objetivos más elevados. Pero incluso si se aceptara esta explicación, esta no sería de ninguna manera suficiente. Nos tendríamos que preguntar aún: ¿en qué reside la fascinación de un juego que asume la misma importancia que el pan? Se podría responder haciendo todavía referencia a la Roma antigua, que la petición de pan y juego era en realidad la expresión del deseo de una vida paradisíaca, de una vida de saciedad sin afanes y de una libertad cumplida. Porque esto es lo que se pretende en último término con el juego: una acción completamente libre, sin una finalidad y sin constricciones, que al mismo tiempo implica y ocupa todas las fuerzas del hombre. En este sentido, el juego sería una clase de intento de retorno al Paraíso: la evasión de la seriedad esclavizante de la vida cotidiana y de la necesidad de ganarse el pan, para vivir la libre seriedad de eso que no es obligatorio y que por esta razón es bello.

El juego une
Así el juego va más allá de la vida cotidiana. Pero, sobre todo en el niño, tiene además el carácter de ser un ejercicio para la vida. Simboliza la vida misma y la anticipa, por así decir, de una manera libremente estructurada. Creo que la fascinación por el fútbol reside esencialmente en que une estos dos aspectos de una forma muy convincente. Obliga al hombre a imponerse una disciplina con el fin de obtener, con el entrenamiento, el dominio de sí mismo; con el dominio de sí mismo, la superioridad y con la superioridad, la libertad. Además les enseña sobre todo una camaradería disciplinada: en cuanto juego de equipo, obliga a la integración de cada persona en el equipo. Une a los jugadores con un objetivo común; el éxito o el fracaso de cada uno están en el éxito o el fracaso del todo.

Riesgo de contaminación por parte del mundo de los negocios
Además, enseña una leal rivalidad, donde la regla común, a la que nos sujetamos, es el elemento que liga y une en la oposición. Por último, la libertad del juego, si esto se desarrolla correctamente, anula la seriedad de la rivalidad. Asistiendo (al partido), los hombres se identifican con el juego y con los jugadores, y participan por tanto personalmente en el compañerismo y en la rivalidad, en la seriedad y en la libertad: los jugadores se tornan en un símbolo de la vida misma; lo cual repercute a su vez sobre ellos: ellos saben que los hombres, al verse reflejados en ellos, se sienten confirmados. Naturalmente todo esto puede ser contaminado por el afán de hacer negocio, que sujeta todo a la sobria seriedad del dinero, haciendo que el juego pase, de ser juego, a ser industria, creándose así un mundo ficticio de dimensiones aterradoras.

Libertad y disciplina
Pero ni siquiera este mundo ficticio podría existir sin el aspecto positivo que está en la base del juego: un ejercitarse en la vida y una superación de la vida en dirección del paraíso perdido. En ambos casos, se trata sin embargo de buscar una disciplina de la libertad; de ejercitar cada uno consigo mismo el compañerismo, la rivalidad y el entendimiento obedeciendo a la regla común.

Más allá del divertimento
Tal vez, reflexionando sobre estas cosas, podríamos nuevamente aprender del juego, a vivir, porque en él es evidente algo que es fundamental: el hombre no vive solo de pan, sino que el mundo del pan es solo el preludio de la verdadera humanidad, del mundo de la libertad. La libertad se nutre sin embargo de la regla, de la disciplina, que enseña el compañerismo y la rivalidad leal, la independencia del éxito exterior y de la arbitrariedad, y que, precisamente así, se vuelve verdaderamente libre. El juego, una vida. Si profundizamos, el fenómeno de un mundo apasionado por el fútbol puede darnos bastante más que un poco de diversión.

22/02/2014 – SANTA MISA CON LOS NUEVOS CARDENALES (CONSISTORIO 2014)

SANTA MISA CON LOS NUEVOS CARDENALES (CONSISTORIO 2014)

“Vídeos Rome Reports

GALERÍA

HOY HEMOS VIVIDO UNA GRAN SORPRESA. EL SANTO PADRE EMÉRITO BENEDICTO XVI REGRESÓ A NUESTRA AMADA BASÍLICA DE SAN PEDRO PARA ASISTIR A LA MISA OFICIADA POR EL SUMO PONTÍFICE, EL PAPA FRANCISCO, EN OCASIÓN DEL NOMBRAMIENTO DE LOS NUEVOS CARDENALES.

EL HOMBRE QUE HACE POCO MENOS DE UN AÑO RECIBÍA LA INCLINACIÓN DE TODOS LOS CATÓLICOS PARA RECIBIR SU BENDICIÓN, HOY HA SIDO ÉL, EN QUE COMO MUESTRA DE OBEDIENCIA AL SANTO PADRE, SE DESPEJÓ DE SU SOLIDEO PARA RECIBIR SU ABRAZO. MÁS QUE NUNCA Y BIEN ALTO, REPETIMOS:

MUCHAS GRACIAS SANTO PADRE EMÉRITO BENEDICTO XVI

UNA MESA REDONDA PARA DISCUTIR LA IGLESIA EN EL TIEMPO DE LOS “DOS PAPAS”

Gänswein: “Papa Benedicto continúa sirviendo a la Iglesia y a menudo se encuentra con su sucesor

Monseñor Gänswein

Monseñor Gänswein

“La decisión de la renuncia del Papa Benedicto fue inflexible.” Lo dijo el arzobispo Georg Gänswein en un debate sobre el tema “Ser Iglesia en el tiempo de dos Papas” organizado por el Centro Sociale” Il Melograno “.   “Cualquiera que conozca un poco al Papa Benedicto XVI,  -ha dicho el Prefecto de la Casa Pontificia y el secretario del Papa Benedicto XVI-, sabe que todo lo dice de modo suave, muy amable y muy bien pensado pero es más duro que el mármol y el hierro y es mejor no contradecirlo. Desde ese momento, tuve que vivir con este peso en el estómago en el alma y en el corazón “.

El arzobispo ha explicado lo que ha significado para el Papa lo que pasó: “Tenemos que comenzar con lo que dijo el Papa el 11 de Febrero. La razón está ahí. Él no sentía la fuerza del espíritu ni el ánimo de continuar sirviendo a la Iglesia como sucesor de Pedro. Y no lo olvidemos la misma noche de su elección, 19 de abril de 2005, en el balcón de las Bendiciones, dijo: Yo soy un simple trabajador en la viña del Señor. Esta es una bella expresión pero no sólo es hermosa, es la verdad. En el momento en que no se sentía capaz de ser un instrumento en la mano del Señor ha sentido necesario dar un paso atrás. Está claro que es la primera vez que esto sucede. Y esto sólo puede hacerlo una persona que entiende lo que hace, no huye, sino con plena responsabilidad, como ha dicho en repetidas ocasiones, coram Domino, es decir en conciencia ha pensado y sobretodo orado y al final éste fue el resultado. “

Y ha propósito de la respuesta del Papa a la pregunta sobre la renuncia en el libro de Peter Seewald, “Luz del Mundo”, monseñor Georg ha precisado que un Papa, de hecho, puede solo renunciar porque la dimisión debería aceptarla alguien, pero el Papa tiene por encima de él solo al Señor y por lo tanto puede renunciar solo, libremente. “La pregunta era clara – ha dicho- y la respuesta fue clarísima: si ya no se tiene la fuerza para hacer lo que hay que hacer, tampoco se debe escapar. Hay que decir, y esto es importante en un momento de gran dificultad, o en un momento de peligro, el pastor no debe dejar a las ovejas solas. Y está claro que el Papa Benedicto no huyó “.

En la vida cotidiana del Papa Emérito, el arzobispo ha explicado: “Somos seis, el Papa, las cuatro memones y yo que estábamos en el Apartamento. El lugar es tal vez geográficamente el más bello del todo el Vaticano, en los Jardines, y un edificio de los años 30, cuando se construyó Radio Vaticano y había un edificio de la dirección y una casa para el director técnico, luego en los años 80 Juan Pablo II pidió en el Vaticano que hubiera algunas monjas de clausura y tuvieron que ampliar la casa y hacer una capilla. Y cuando el Papa tomó su decisión, me dijo: Yo quisiera ir allí. Por supuesto hubo que arreglar las cosas. Ahora que vive allí, está bien, está claro que es un hombre anciano, mayor, físicamente frágil y débil, nunca ha sido un gran atleta. Pero la cabeza funciona muy bien. Y como dijo cuando dejó el pontificado, quería retirarse a la montaña y de otro modo continua haciendo su misión. Ora, lee, recibe visitas, pasea y tiene una gran correspondencia privada, y hay un buen contacto con su sucesor. “

Gänswein: “Papa Benedetto continua a servire la Chiesa e incontra spesso il suo successore”

“Sulla decisione della rinuncia Papa Benedetto è stato irremovibile.” A dirlo l’arcivescovo Georg Gänswein intervenendo ad un dibattito sul tema “Essere chiesa nel tempo dei due Papi’’ organizzato dal Centro Sociale “il Melograno”.  “Chi conosce un po’ Papa Benedetto- ha detto il Prefetto della Casa Pontificia e segretario di Benedetto XVI- sa che tutto quello che dice in modo soft, molto cortese e molto ben pensato ma è più duro del marmo e del ferro, ed è meglio non contraddire. Da quel momento in poi ho dovuto vivere con questo peso sullo stomaco e sull’anima sul cuore.”

L’arcivescovo ha spiegato cosa ha significato per il Papa quel passo:  “Dobbiamo ripartire da quello che il Papa ha detto l’ 11 di febbraio. Il motivo è li. Lui non sentiva più le forze di spirito e d’animo di continuare a servire la Chiesa da successore di Pietro.  E non dobbiamo dimenticare lui la sera stessa della sue elezione, il 19 aprile 2005 sulla loggia delle Benedizioni ha detto: sono un semplice operaio nella vigna del Signore. Questa è una bella espressione, ma non è soltanto bella è la verità. Nel momento in cui lui  non si si sentiva più in grado di essere uno strumento nella mano del Signore ha sentito necessario fare un passo indietro. É chiaro che è la prima volta che questo succede. E questo può farlo soltanto una persona che comprende bene quello che fa, che non fugge, ma che in piena responsabilità, come ha detto ripetutamente, coram Domino, cioè in coscienza ha pensato e soprattutto pregato e alla fine  era questo il risultato.”

E ha proposito della risposta del Papa alla domanda sulla rinuncia nel libro di Peter Seewald “Luce del mondo”, monsignor Georg ha precisato che un Papa infatti può solo rinunciare perchè le dimissioni dovrebbe accettarle qualcuno, ma il Papa ha sopra di se solo il Signore , e pertanto può solo liberamente rinunciare. “La domanda era chiara – ha detto- e la risposta era chiarissima: si se non ha più le forze di fare ciò che deve fare, ma non deve fuggire. E va detto questo ed è importante in un momento di grande difficoltà, o in un momento di pericolo, il pastore non deve lasciare da sole le pecore. E questo è chiarissimo che Papa Benedetto non è fuggito.”

Sulla vita quotidiana del Papa emerito l’arcivescovo ha spiegato: “ Siamo in sei, il Papa io e le quattro memore che erano in Appartamento. Il posto è forse il più bello geograficamente di tutto il Vaticano, nei Giardini,  ed una costruzione degli anni ’30 quando è stata costruita la Radio Vaticana e  c’era un edificio per la direzione e una casa per il direttore tecnico, poi negli anni ’80 Giovanni Paolo II ha chiesto che in Vaticano ci fossero delle suore di clausura è hanno allargato la casa e fatto un cappella. E quando Papa ha preso la sua decisione mi ha detto: io vorrei andare lì. Certo bisognava sistemare le cose. Ora abita li, sta ben, è chiaro che un uomo anziano un po’ vecchio fragile e debole fisicamente, non è mai stato un grande sportivo. Ma la testa funziona molto bene. E come ha detto quando ha lasciato il pontificato, vuole ritirarsi sul monte e lì in un altro modo continua a fare la sua missione. Prega, legge , riceve viste, passeggia e ha una ampia corrispondenza privata, e c’è un ottimo contatto con il suo successore.”

Fuente: http://www.korazym.org/11050/ganswein-papa-benedetto-continua-servire-la-chiesa-e-incontra-spesso-il-suo-successore/

68998_449587861790094_1898919069_n_zps719438f3

LARINO. El 16 de noviembre, en Larino hablará el Prefecto de la Casa Pontificia, monseñor Georg Gänswein, el periodista de TG1 Fabio Zavattaro y el Vaticanista del Corriere della Sera Gian Guido Vecchi “Ser Iglesia en el tiempo de “dos Papas” es la el título y el tema principal de la mesa redonda organizada por el Centro Social” Il Melograno “para próximo 16 de noviembre, a las 19:00 en el Salón Comunitario de Larino, en Largo Pretorio.

Un momento de reflexión sobre el presente y el futuro de la Iglesia de Roma, en un momento en que dos Papas que viven en el mismo período histórico, en completa armonía con los demás, aunque con diferentes funciones y diversos pensamientos.
Sobre el tema, el Centro Social “Il Melograno” quería ofrecer las reflexiones de tres invitados especiales: Monseñor Georg Gänswein, Arzobispo titular de Urbisaglia y Prefecto de la Casa Pontificia.


En 2000, el Papa Juan Pablo II le dio el título honorífico de capellán de Su Santidad, desde 2003 es asistente personal del Cardenal Joseph Ratzinger, una posición en la que es reelegido después de la elección de Ratzinger al trono de San Pedro, el 19 de abril de 2005. En marzo de 2006, el Papa Benedicto XVI lo honra con el título adicional de Prelado de Honor de Su Santidad. El 07 de diciembre 2012 lo nombró Prefecto de la Casa Pontificia elevándolo al obispado de Urbisaglia, con la dignidad de arzobispo. Recibió su consagración episcopal el 06 de enero 2013 por la imposición de las manos del mismo Papa. Después de la renuncia del ministerio petrino de Benedicto XVI, 28 de febrero de 2013, es su secretario personal viviendo con él al principio en Castel Gandolfo y más tarde en el monasterio Mater Ecclesiae, conservando el cargo de Prefecto de la Casa Pontificia. El 31 de agosto 2013 el Papa Francis ha confirmado su cargo.

Con monseñor Georg Gänswein para discutir en la mesa redonda, estará el periodista vaticanista Fabio Zavattaro de TG1 y Gian Guido Vecchi, periodista vaticanista del “Corriere della Sera”.

FUENTE EN ITALIANO:

http://www.termolionline.it/130771/tavola-rotonda-discutere-della-chiesa-nel-tempo-dei-due-papi/

A %d blogueros les gusta esto: