25/11/2015 – GÄNSWEIN: CONCRETAR “LA ECOLOGÍA DEL HOMBRE”

S.E.R. MONSEÑOR D. GEORG GÄNSWEIN

CONCRETAR “LA ECOLOGÍA DEL HOMBRE”

vortrag-gw

Por: Pierluca Azzaro

Fuente: Fondazione Ratzinger

Ciudad del Vaticano, 13 de enero de 2016 – Esperanza y tarea: los discursos de Benedicto XVI sobre la política. Este es el tema que han tratado los conocidos estudiosos invitados por la “Joseph Ratzinger – Benedikt XVI. Stiftung” en Berlín, los pasados 25 y 26 de noviembre. Ellos reflexionaron sobre los aspectos teológicos, filosóficos y antropológicos de los grandes discursos que Benedicto XVI ha dedicado a la política y, antes, a sus cimientos éticos.

Desde esta perspectiva, fue importante que el gran Simposio del 25 noviembre por la tarde se abrió en el “Bundestag”; y que cuatro años después de la histórica visita del Papa Benedicto al Parlamento alemán el discurso principal fue hecho por el Monseñor Georg Gänswein. Gänswein fue secretario particular del Papa emérito y profesor de Derecho Canónico en Roma. “La fe hace posible la buena política, pero la Iglesia no puede y no tiene que practicarla.”

Así el Prefecto de la Casa Pontificia hablaba en su discurso, cuyo título era: Esperanza y responsabilidad. Los grandes temas políticos y sociales de fondo del Papa Benedicto XVI. Participaron en el evento más de 500 personas (y más de 50 parlamentarios de diferentes grupos) entre los cuales estaba el nuncio apostólico en Berlín, el Monseñor Nikola Eterovic. Antes de la conferencia, el presidente vicario de la Cámara Alta Johannes Singhammer y el Presidente del grupo parlamentario democrático-cristiano Volker Kauder saludaron a los participantes. Gänswein, inspirado por el magistral “Discurso de Ratisbona”, del Papa Benedicto, pone en guardia contra los riesgos de la hierocracia, de la imposición de la fe a través de la fuerza física o moral. Recordó las palabras del Papa emérito en la Westminster Hall de Londres y afirmó que es la fe, en conformidad con la razón, que hace posible la buena política, la política justa: porque la comprensión del hombre como ser creado a imagen de un Creator spiritus bueno, significa que la vida del hombre es sagrada y protegida por Dios; el hombre, con respecto a la ley humana, tiene un derecho inalienable que Dios mismo estableció y que ninguna ley puede anular; además, en esta manera se desarrolla la obediencia del hombre a Dios como límite de la obediencia al Estado. Desde esta perspectiva, ha dicho el arzobispo Gänswein, ¿cuál es hoy la tarea de los cristianos en la política, de los cristianos que se comprometen a realizar el orden de la sociedad y del Estado? Ellos saben muy bien que la Iglesia no puede y no debe expresar su opinión sobre las soluciones concretas que la política propone para realizar la justicia. No obstante, el hecho que el origen de la política se encuentra en la justicia significa que este origen es pre-político, ético y diferente de la política ipso facto. Si no fuera así, la definición de lo que es justo, moral, bueno y la natura misma del hombre cambiaría siempre.

Como dijo Georg Gänswein, esta fue la pretensión de los grandes totalitarismos del siglo veinte, que no respectaban la distinción fundamental de origen cristiana, entre poder espiritual y poder temporal. El cristiano en la política es la persona que, como hizo Salomón – según la inolvidable imagen del político justo ofrecida por el Papa Benedicto en el “Bundestag” – no pide a Dios riquezas y poder, sino el don del “corazón dócil”, del corazón abierto a escuchar la voz de Dios. Significa saber mirar a los hombres con la misma mirada de amor con la que Dios mira a sus criaturas: aquellas criaturas que amó tanto que se hizo hombre y murió por ellas.

2,c=0,h=554.bild

Con esta mirada, que es el contrario del pragmatismo que se convierte en cinismo, el político actuará con justicia por el bien de los creyentes y de los que no creen. Además, la virtud del discurso de Georg Gänswein fue analizar los diferentes aspectos de la “Teología de la política “ de Joseph Ratzinger que, el dia después, otros participantes iban a discutir: Berthold Wald, ordinario de filosofía sistemática en Paderborn (Cristianismo, razón secular e interculturalidad. Lo que une el mundo); Rocio Daga-Portillo, estudiosa del Islam y profesora en la Universidad de Múnich (Historia y comprensión del derecho en el Islam: categorías de pensamiento en el Islam clásico y el viraje de la modernidad); el reverendo Martin Rohnheimer, ordinario de ética y filosofía de la política en Viena y en la “Santa Cruz” de Roma (Derecho y política: la reflexión de Benedicto XVI sobre el concepto de democracia y positivismo jurídico); Nadja El Beheiri, ordinario de Derecho romano en la Universidad Católica de Budapest (Las tradiciones jurídicas de Europa y el derecho natural); Hanna Barbara Gerl-Falkovitz, filósofa de la política y hoy profesora en el Instituto Superior de Teología y Filosofía en la Abadía de Heiligenkreuz (Con natura y razón: las cuestiones fundamentales de la teoría gender) y Harald Seubert, profesor de ciencias religiosas en el Instituto superior de Teología de Basilea.

A través de un breve informe no se puede transmitir el verdadero significado y la importancia de las relaciones que sucedieron en la jornada del 26 de noviembre. Es más valioso lo que ha dicho al final del Simposio el Presidente de la “Ratzinger Stiftung” y del “Ratzinger Schülerkreis”, padre Stephan Horn: las actas serán publicadas dentro de poco, como han requerido los participantes.

La atención por estos temas reflejaba no sólo la alta calidad de las intervenciones, sino también la armonía de los contenidos: a la enfermedad de una fe que no es corregida por la razón – y que a menudo se convierte en el abuso de la religión hasta la deificación del odio – corresponde la enfermedad de la razón cerrada a la fe, de un corazón cerrado a la voz de Dios; o sea la enfermedad de una conciencia alterada que produce un concepto de derecho humano que está muy lejos de la idea de Dios; es esta la conciencia que produce los muchos derechos humanos nihilistas: desde el suicidio asistido y las variadas expresiones de la ideología gender; hasta la visión del hombre como creado por el hombre, que puede comprar cuando quiera y cuando tenga dinero (el “derecho” a los hijos adquiridos a través de embriones congelados “en venta” y “madres de alquiler”). Pero el “derecho” a la vida, no donada y protegida por Dios sino creada por el hombre, significa, en una lógica cruel y perversa, el “derecho” de anular todo lo que nosotros mismos hemos producido; después reciclan este “producto” en la manera más conveniente: es significativo el caso de Planned Parenthood, el instituto estadounidense más conocido para la defensa del “derecho” al aborto, que pedía ingentes sumas de dinero para dar partes de fetos abortados, o el caso de unos institutos sanitarios de Reino Unido que fueron solicitados por la prensa y admitieron que en los últimos años, más de 15.000 fetos fueron quemados junto a otros residuos en los sistemas de calefacción de los hospitales. ¿Como reaccionar frente a estos espantosos escenarios y al miedo que provocan? “Es cierto que no tenemos que escondernos, como hacen las caracoles cuando se tocan con el dedo” ha subrayado el monseñor Gänswein en la homilía de la Santa Misa final, concelebrada, entre otros, por el arzobispo de Berlin Heiner Koch y por el obispo emérito de Graz- Seckau, Egon Kapellari. “Porque – ha dicho – en el Evangelio de hoy la descripción de los acontecimientos últimos se acorda con la certidumbre que nuestro Señor llega en el poder y en la gloria”. Esta es la esperanza que en este tiempo de cambio da la fuerza, sobretodo a nuestros cristianos laicos de asumir hoy la responsabilidad, la tarea de concretar “la ecología del hombre” porque como nos dice Benedicto XVI, el hombre también posee una “natura” que ha recebido y violentar o negar esta natura conduce a la auto-destrucción.

Anuncios

Publicado el 22 enero, 2016 en NOTICIAS PADRE GEORG y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: