16/04/2015 – S.E.R. MONSEÑOR GEORG GÄNSWEIN: MI RATZINGER SECRETO. INTENTÉ CONVENCERLO DE QUE NO DEJARA EL PONTIFICADO

S.E.R. MONSEÑOR GEORG GÄNSWEIN:

MI RATZINGER SECRETO.

INTENTÉ CONVENCERLO DE QUE NO DEJARA EL PONTIFICADO

00dperforum

FUENTE: LA REPUBBLICA.IT

AUTOR: PAOLO RODARI

Desde la Misa de la mañana, todo el día, hasta el telediario de las 20:00. Georg Gänswein, histórico secretario de Benedicto XVI, cuenta la vida del Papa Emérito que hoy cumple 88 años y del cual el domingo se celebrará el décimo aniversario de su elección. “Imposible disuadirlo, pero fue una decisión serena”

CIUDAD DEL VATICANO – “Cuando renunció al Pontificado tenía una serenidad perturbadora. Su alma está hoy llena, mientras transcurre su jornada entre sus amados libros, colocados en un orden que solamente él, desde hace medio siglo, puede reconocer. Lee, estudia, toca el piano y canta”. ¿Canta?. “¡Sólo en la Santa Misa!”

Monseñor Georg Gänswein, de 58 años, nos introduce en el Monasterio Mater Ecclesiae, en la vida privada de Benedicto XVI, el Papa Emérito, del cual él es su secretario, en los motivos de la renuncia histórica, en la amistad con su sucesor Francisco. Unos días importantes para Joseph Ratzinger: hoy cumple 88 años, el 19 de abril festeja el décimo aniversario de la elección al trono de Pedro.

Partimos con los libros. ¿Cuáles lee?

Ama los de teología, pero también las biografías. A veces hace lecturas sobre la temática referida a la fe y a la razón, pero también Balthasar en relación con Rahner, De Lubac, los teólogos que conocía del tiempo del Concilio. También están los libros de historia que le gustan. En el Monasterio hay una gran librería que estuvo primero en el apartamento en la plaza de la Ciudad Leonina y después en el Palacio Apostólico. Los libros están todos en la misma posición desde hace tiempo. Al principio del papado, cuando todavía no se había hecho el traslado completo de los libros, de vez en cuando tenía que acompañarlo para hacer alguna “escapada” a su viejo apartamento para conseguir algún libro que faltaba y él echaba de menos

120869c9a3a809dde4ee07cce3948889

Más allá de las pocas apariciones públicas, ¿nunca ha salido del Monasterio?

Todos los días pasea rezando el Rosario por los jardines. Del Monasterio va a la gruta de Lourdes, después a la Torre de San Juan y luego vuelta de nuevo al Monasterio. Se cansa un poco al caminar porque, como él mismo repite, sus piernas ya no son lo que eran. Se ayuda de un andador, lo prefiere al bastón. Se siente más seguro y estable.

¿Cómo son sus días?

A las 7:45 la Misa en la Capilla. Por lo general yo concelebro, si no puedo llamo a un sacerdote amigo. Siempre están las Memores que viven en el Monasterio y nos ayudan en las tareas domésticas como ya hacían en el Palacio Apostólico. La Misa, como la oración sucesiva, se lleva a cabo lentamente. Al Papa Benedicto no le gusta la prisa. Todo debe hacerse bien y con calma. Es muy ordenado y metódico. Después del Breviario se hace el desayuno. Luego se dedica a la correspondencia privada que ha crecido mucho en los últimos tiempos, y el estudio. Tres o cuatro veces a la semana, al final de la mañana, recibe las visitas. A las 13:30 está la comida y después da algunos paseos alrededor de la terraza del Monasterio. Descansa y por la tarde, a las 16:15, en el verano más tarde, el paseo con el Rosario. Después estudia y lee. A las 19:30 cena, y luego ve el telediario, después se retira a la capilla para las Completas.

¿Está escribiendo algún libro?

No está escribiendo nada. Me ha dicho: “Jesús de Nazaret fue mi último libro, mi vida científica se ha acabo. No tengo más fuerzas para escribir”. Y después: “Si tuviera la fuerza para escribir, no habría renunciado al Papado”.

¿Por qué decidió vivir en el Vaticano?

Yo también se lo pregunté. Me dijo: “Pensándolo bien,  me di cuenta que el Mater Ecclesiae era el lugar ideal porque está poco aislado, pero al mismo tiempo garantiza la libertad necesaria para vivir tranquilo y oculto”

Dijo que renunció al ejercicio del Ministerio Petrino porque sus fuerzas, por la edad avanzada, no eran las adecuadas. ¿Fueron sólo estos los motivos?

Sí, dijo que el Ministerio Petrino necesita del vigor del cuerpo y del alma, “vigor quidan corporis et animae necessarius est”. Habló, en definitiva, de las fuerzas físicas y también del espíritu. En los últimos meses de su Pontificado se veía que para continuar debía esforzarse mucho.

Eran unos momentos difíciles en el Vaticano. ¿Estos factores externos lo llevaron a renunciar?

Las razones fueron las que se acaban de decir. Todas las demás hipótesis son falsas. Es obvio que todo lo sucedido en los dos años anteriores al 11 de febrero consumieron sus fuerzas, pero no fueron el motivo de la renuncia. No fue una fuga. Estaba convencido de que el pastor no debe huir de nada, ni siquiera de los lobos si los encontrase. Esta es la clave para la correcta comprensión de su decisión. No huyó, él, sencilla y humildemente, admitió no tener la fuerza para gobernar la Iglesia de Cristo.

Hubo quien escribió que sería insostenible seguir llamando a Ratzinger “Papa”, auque fuera emérito, y que con sólo el título de Obispo hubiera sido apropiado.

No llego a comprender porque el Emérito para el Obispo de Roma, para el Sucesor de Pedro, no pueda ser posible. Benedicto XVI es el Papa Emérito y lo es legítimamente.

Erzbischof_Georg_Gnswein_mit_Papst_Benedikt_XVI

¿Le habló antes del 11 de febrero de su voluntad de renunciar?

Sí.

¿Intentó disuadirlo?

Sí. Tan pronto como me lo dijo, mucho antes del 11 de febrero. Pero de inmediato vi y me di cuenta que era imposible convencerlo. Fue una decisión tomada con tal claridad y serenidad que todos los temores y preocupaciones se desvanecieron sin necesidad de que él dijera nada más.

El 28 de febrero usted abandonó con Ratzinger el Vaticano llorando. ¿Por qué?

Debido a que sufría en mi interior. Yo era consciente de que era la última vez que estaba haciendo ciertas acciones, ciertos gestos. Lloré mientras él estaba serenísimo. Tenía una fuerza interior increíble. Y así sigue siendo hoy.

En privado, en Castelgando, ¿le habló del cónclave, de la sucesión?

Todos los días después del 28 de febrero abandonaba Castel Gandolfo e iba al Vaticano para trabajar en la Prefectura. Benedicto en aquellos días estaba cansado, muy cansado. Hablaba poquísimo. Cuando volvía por la tarde del Vaticano, le contaba lo que había hecho, visto y sentido. Tomaba nota, pero ni dijo ni pidió nada.

¿La tarde del 13 de marzo Ratzinger vio por la tv cómo Bergoglio se asomaba a la logia central de la Basílica Vaticana?

Sí, pero en aquel momento yo estaba en el Vaticano. En Castelgandolfo estaban con él Monseñor Alfred Xuereb y las Memores. Recuerdo que apenas elegido Papa, Bergoglio me dijo si podía llamar a Benedicto. En Castelgandolfo no se esperaban esta llamada, tanto que cuando llamó nadie respondió. Estaban todos en la sala de la tv esperando a ver quién se asomaba al balcón y nadie cogió el teléfono. Después pudimos localizarlo y hablaron. Al día siguiente le pregunté por la llamada con el nuevo Papa.  Sólo me dijo: “Muy bonito. Le he deseado lo mejor y le he prometido mi oración”.

Hubo quien dijo que, renunciando, Ratzinger había traicionado al Papado y a la Iglesia.

Es ridículo. Ratzinger, como teólogo, era consciente de que la vacante podría darse a la fecha de la muerte del Pontífice o por su renuncia, aunque esta segunda posibilidad nunca se había dado en los últimos tiempos.

Anuncios

Publicado el 17 abril, 2015 en ENTREVISTAS Y REPORTAJES y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: